Escapada de fin de semana

Consejos para una escapada perfecta de fin de semana

Se acaba el verano y tenemos que decirle adiós a nuestras preciadas vacaciones en la playa y los destinos más calurosos. Pero, eso no significa que tengamos que olvidarnos de descansar y desconectar. De hecho, llega el otoño, uno de los mejores momentos del año para organizar una salida de un par de días. Por eso, te dejamos unos consejos para una escapada perfecta.

¿Has vuelto de vacaciones? Seguro que estás pensando en lo lejos que están las navidades y en cuándo volverás a cogerte unos días para relajarte. No te preocupes, no te eches las manos a la cabeza. Puede que no tengas unas vacaciones largas hasta dentro de unas semanas pero puedes cogerte un par de días, algún puente o aprovechar el fin de semana. Si estás pensando en irte de escapada un fin de semana, ¿qué es lo que hay que tener en cuenta?

Antes de nada... ¿dónde quieres ir?

Seguro que llevas pensando mucho tiempo en ese pueblecito, ciudad o montaña al que siempre has querido ir. Antes de nada, tienes que pensar en cuántos días son los que vas a poder aprovechar. Si tenemos un par de días, no es conveniente elegir un destino que esté muy lejos o con un acceso más complejo. Si tenemos solo un par de días y gastamos uno en el viaje de ida y otro en el de vuelta, más que descansar vamos a acabar agotados.

Por eso, es primordial elegir un destino adecuado. Ya sean ciudades cercanas, zonas rurales próximas... Puedes hacer una lista con los diferentes destinos a los que te gustaría viajar y sopesar los pros y los contras. Distancia a cada sitio, modo de transporte, acceso a los lugares que queremos visitar... Es importante conocer estos detalles para aprovechar el poco tiempo al máximo y que la escapada sea perfecta.

En la elección del destino es vital tener en cuenta qué tipo de escapada queremos organizar. Existen multitud de actividades diferentes que puedes hacer en diferentes destinos. No es lo mismo querer descansar y desconectar que ir a vivir nuevas aventuras. Puedes realizar una escapada gastronómica en la que visitar nuevos restaurantes y descubrir nuevos sabores, una escapada de aventura para hacer nuevas actividades o rutas de senderismo, una escapada con amigos o una romántica. Piensa bien en qué es lo que te apetece hacer y elige el destino con cuidado.

Organiza tu fin de semana

Una vez hemos elegido el tipo de escapada y el destino, es hora de ponernos manos a la obra y organizar todas las actividades que vamos a realizar. Investiga sobre todos los lugares que puedes descubrir en la zona elegida. Pero, ten cuidado. Piensa que el tiempo puede limitar el viaje así que cíñete a lo imprescindible.

Es decir, quédate con los lugares más interesantes y los que no te podrías perder jamás. Lo ideal es hacer una lista con todos los lugares que te gustaría visitar. Comprobar cuáles son los horarios, precios, transporte hasta ellos... no queremos llevarnos ninguna sorpresa, verdad?

Prepara tu equipaje

Ya tenemos todo organizado y listo. Toca hacer el equipaje. Piensa que vas a irte pocos días así que debe ser ligera. No hace falta que metas dentro de la maleta o la mochila todos esos "y si...". No cargues con grandes cantidades de peso. Puedes llevarte una muda de ropa, básicos de aseo y, sobretodo, algún documento identificativo, tarjeta sanitaria (europea si pensamos salir del país), dinero y algo para poder comunicarnos como nuestro móvil. ¡No te olvides del cargador!

Equipaje para escapada de fin de semana

Elige el transporte adecuado

El transporte dependerá del tipo de escapada que queramos hacer y del número de personas que vayamos a viajar. Si es una escapada romántica con tu pareja puede que lo ideal sea alquilar un coche. Pero, si esta idea no te convence o quieres hacer una escapada a lo grande con tu familia o tus amigos, alquilar un autobús es una opción ideal. Este tipo de servicio ofrece la posibilidad de llevarte a tu destino y, además, viajar a los diferentes lugares que se quieran visitar para perder el mínimo tiempo posible.

Planificar un viaje puede ser tedioso pero piensa en lo bien que lo vas a pasar una vez estés en tu destino. Una de las mejores formas de divertirte y desconectar de la rutina diaria. Volverás con las pilas cargadas para que la espera de las próximas vacaciones no se haga tan larga. ¿Ya estás pensando en todo lo que harás esos días? ¡A por ello!